Fernando Dworak

Análisis Político

Los spot políticos de la semana

Posted on Feb 20, 2015 in articulos

Los spot políticos de la semana

Durante los próximos meses se transmitirán alrededor de 11 millones de spot que buscarán convencernos de votar por una opción política. Todo esto ser hará con nuestros impuestos, toda vez que el financiamiento de los partidos es primordialmente público y ocupan tiempos oficiales: merecemos propaganda que informe y nos motive.

En este espacio se comentarán semanalmente cinco spot en función de la calidad del mensaje y las tácticas que siguen los partidos para ganar nuestro voto. No se pontificará aquí sobre las propuestas de los partidos, si son un grupo de cínicos que nos ocultan información o se llamará a votar por uno, otro o alguno siquiera. Es más, se asumirá que lo segundo es parte de su trabajo. De esa forma quizás se elogie a un partido político que en la siguiente ocasión se critique.

Tomemos distancia y disfrutemos de lo que los institutos políticos nos ofrecen: siempre podremos aspirar a algo mejor, cierto, pero lo público también es un espectáculo.

Partido Revolucionario Institucional

Ajeno a una crisis de credibilidad que atraviesa el gobierno y parece no afectarle a juzgar por las encuestas, el PRI ha venido apostando por mensajes motivacionales: cantar “Viva México”, aplaudir a los trabajadores y ahora buscar la empatía con el votante al decir que busca su felicidad. Podemos no estar de acuerdo y rasgarnos las vestimentas al cotejar sus plataformas con sus afirmaciones, pero varios spot de esta serie hasta me han movido a cantar y aplaudir.

Sin embargo y fuera de guasa, piensen en esto: ¿promovería el PRI la felicidad de los mexicanos al respetar su libre búsqueda por parte del individuo? ¿Lo haría proveyendo los insumos de esa felicidad a través de prebendas, programas sociales, compañías paraestatales o monopolios públicos? ¿O buscaría hacer feliz a las personas como parte de una política? La respuesta arrojará luz sobre las posturas políticas del instituto y las de ustedes.

Partido Verde Ecologista de México

Coincido totalmente: los spot del verde son odiosos y más cuando uno quiere ir al cine y olvidarse de la política. Sin embargo y por más que en el círculo rojo y redes sociales se desborde la indignación, a los verdes le es más rentable mantener el estado de las cosas que retirarlos, pues les han generado un éxito enorme por dos razones.

En primer lugar, porque los grandes partidos saben que no pueden presumir el enorme logro colectivo del Pacto por México sin que los otros los acusen de saludar con sombrero ajeno. De esa forma el partido del tucán se va por lo fácil y comunicable: las pequeñas conquistas. Y han basado las últimas dos campañas federales posicionándolas.

La segunda razón, nos guste o no son mensajes sencillos y bien focalizados. Cierto, los logros que se presentan pueden ser engañosos y debatibles; pero rebatir el mensaje del partido es más algo complejo y requeriría más de treinta segundos y los mensajes deben ser concisos para llamar la atención. La competencia es por votos, no elocuencia o documentación.

Y finalmente, por más cuestionable que sea la campaña y los métodos de difusión, ninguno de los grandes partidos va a gastar energía para atacar a uno de los partidos chicos. Esto significa que, como ha venido sucediendo, los verdes seguirán cultivando un voto muy segmentado que le permita sobrevivir y vender caro su apoyo a los tricolores.

¿Qué tal si los otros partidos comienzan a ser un poco más puntuales y emocionantes?

Partido Acción Nacional

Este es el spot mejor armado en lo que va de la contienda.
Cuando inicia hasta uno llega a creer que es de izquierda: quejas contra el gobierno, preocupaciones por la economía, un tono emotivo y hasta apelaciones a los sentimientos.
.
Sin embargo pero poco a poco cambian algunas palabras que le van dando la vuelta a esa percepción. Primero se habla de “creatividad” en lugar del “ingenio” del trabajador mexicano: expresión que ha usado el PRI en sus spot. Entramos en un discurso más individualista y quizás hasta meritocratico que la “maña”.

Y de pronto el giro copernicano: en medio del frenesí contestatario se habla de un México “libre y generoso”, entrando de lleno en la cancha albiazul y peleando por la izquierda por su clientela tradicional. Y de paso dejan claras de manera puntual sus banderas de campaña. Pueden no estar de acuerdo con las propuestas, pero las dejó sembradas en la mente.

También es bueno que no aparezcan los tradicionales políticos nice, clasemedieros y trajeados. Esto, junto con los diversos perfiles sociales que aparecen a cámara, hasta hacen que suene más creíble el “¿a poco no?”

Partido del Trabajo

Tal vez el más grande misterio de la política mexicana de las últimas semanas es en qué cree, cuáles valores defiende o las propuestas que definen a un militante del PT, o el tipo de votante puede verse atraído por un mensaje de reacción a ultranza. Y lo más interesante, se expropian términos como “de avanzada” sin mostrarnos cuáles eran los temas que de verdad promovieron.

Sin embargo y con todo lo anterior, sería un mayor misterio el que este partido llegase a sobrevivir las elecciones intermedias con el nuevo umbral de representación con este tipo de spot.

Morena

El PVEM mostró una de las vías para que un partido se posiciones sin recurrir al Pacto por México: presentar logros pequeños y puntuales. La otra es el “se los dije” si no hay mejoras en el corto plazo. En esto es maestro el que quizás es el mejor comunicador de la clase política: Andrés Manuel López Obrador. Su discurso es el mismo desde hace casi treinta años, pero es todavía creíble para sus seguidores porque ha logrado encarnar las esperanzas de millones a través de viejos patrones cognitivos y hasta idiosincráticos. Incluso es creído con un fervor que raya en la religiosidad.

El spot resalta esa vinculación entre político y feligresía. Corrijo: simpatizantes. No hay tonos oscuros que provoquen una asociación negativa ni políticos “malos” de quienes alejarse. Más bien se aprecia un lugar verde, tranquilo, luminoso y edificios modernos como si el spot se hubiera grabado en la tierra prometida de la Justicia Social que tanto nos enseñó a esperar el nacionalismo revolucionario. Se usa un discurso de error y redención, como si hubiese sido un pecado votar por los otros partidos. E incluso se presenta a Morena como el camino. Y hasta el tabasqueño usa un blanco que salta de la pantalla mientras nos sonríe de manera sabia y bondadosa.

Podeís iros en paz hermanos míos: el spot ha concluido. Ahora, pasad a ocupar las calles con fervor amoroso…

2 Comments

  1. Gracias.

  2. Excelente perspectiva. Deben más ciudadanos analizar los spots

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *