Fernando Dworak

Análisis Político

Los spot políticos de la semana (5a entrega)

Posted on Mar 20, 2015 in articulos

Los spot políticos de la semana (5a entrega)

Partido Verde Ecologista de México

Hace unos días entrevistaban en un diario a académicos que decían que los spot de los partidos están “alejados de la realidad”. No soy nadie para determinar qué es “real” o no, pero ciertamente hay campañas que funcionan y otras no. Prueba de ello es la forma en que los otros partidos, aprovechándose de una normatividad sobrerregulada hasta el absurdo y que no permite una competencia real, tratan de callar una campaña mediática.

Al respecto, nos guste o no, el PVEM lleva años trabajando una estrategia que le está redituando. Los últimos spot antes de que la autoridad electoral les impusiera una veda apuntan a continuar con su narración: sí cumplen y van por más promesas. La verdad, hasta da curiosidad de saber qué van a proponer.

Y ya en serio: la culpa de esto no la tienen los verdes, sino los otros partidos que no saben qué hacer con su presupuesto en comunicación social de tal forma que inspire a otros. En una campaña por espacios de poder se trata de competir por el voto, no de tirarse al suelo y ver cómo se restringe la iniciativa del contendiente.

Movimiento Ciudadano

Los naranja han pasado de la guapachosidad al posicionamiento de agendas locales. Ahora quieren subir a la agenda nacional. El discurso el típico de la izquierda: atacar los dispendios del gobierno y la situación precaria de la mayoría de la población. Vaya que hay tela de dónde cortar, pero sus competidores en el nicho de mercado ya lo han manejado desde hace años.

Su narrativa es interesante: los “de arriba” gastan, actúan con prepotencia y son ostentosos, mientras los “de abajo” tienen que soportar cotidianamente los atropellos sólo para encontrar la felicidad en la intimidad de sus casas. Algo interesante: tanto opresores como oprimidos son mestizos y para los códigos raciales al que el spot apela, son traidores. Racismo inverso, le dicen.

Partido de la Revolución Democrática

Un supuesto básico para actuar como ciudadano es asumir que ningún partido dice la “verdad”, sea lo que esto signifique. Es más, todos van a tratar de alguna forma de aprovecharse de la ingenuidad de las personas para ganar votos. El cinismo y el escepticismo son las grandes herramientas de batalla para el individuo. O como diría el astrónomo Carl Sagan, los verdaderos patriotas preguntan.

De hecho vamos a ver durante la campaña una serie de medias verdades basadas en emociones, y que en realidad no llevan a parte alguna. Ejemplo de ello es el debate sobre la reducción del Congreso y hasta eliminar a los “pluris”: desde la oposición todos lo apoyan, pero cuando están en el poder se hacen tontos.

Uno de los grandes temas sin salida que veremos durante la campaña es el precio de la gasolina. El PAN y el PRD ya lo están usando como bandera de campaña.

Pero veamos esto con detenimiento: en Estados Unidos la gasolina es más baja porque hay libre mercado: las compañías tienen libertad para extraer e importar petróleo, además de competir en el precio del producto. En cambio México tiene un monopolio público para los hidrocarburos, con una burocracia costosa y poco eficaz. Y el precio durante años se mantuvo artificialmente bajo a costa de subsidios. Pasarán años todavía antes de tener condiciones de libre competencia.

La pregunta del millón es: ¿cómo va el PRI a contraatacar esto, sin regresar a los subsidios o, peor aún, golpear todavía más a Pemex?

Partido Encuentro Social

Es difícil saber al día de hoy si el PES conservará su registro, pero vaya que cuidan sus símbolos. Mientras en los spot anteriores se usaba el pódium, en este caso se recurre al ring: palabra, lucha. Y otra vez se recurre a gente de la farándula, buscando autoridad

El tema del spot en sí es banal y simplista: este es un partido de ciudadanos, los políticos son oportunistas, bla, bla, bla: nada distinto a la línea “ciudadana” de los partidos pequeños. Tampoco existe tal cosa como el “Fuero”: la Constitución los abole y la expresión “Fuero Constitucional” del artículo 61 es un fantasma jurídico: no explica nada. Lo que sí tenemos es un sistema de inmunidad procesal mal acotado que genera impunidad. Pero el problema no se soluciona como dice Héctor Suárez.

¿Sería buena idea que en los siguientes spot Héctor Suárez apareciese como alguno de sus personajes de Qué nos pasa? Imagínense apareciendo como el “No hay” o Doña Zoila. Ya Jorge Arvizu “El Tata” (qepd) impostó la voz de Benito Bodoque para promover a López Obrador en 2012.

Mención especial: Cuauhtémoc Blanco

Para el último spot de la semana se buscó en la página de “Lagrimita”, y la verdad sus videos son tan cursis y simplones que dan ganas de llorar. En cambio, si este no es un spot oficial, debería serlo. O al menos tomar un poco más en serio a quien lo hizo, pues hasta para saber parodiar se tiene que tener talento.

Se trata de un spot ágil, gracioso aunque algo vulgar, entendible para todos y con algo de información dura que sólo sirve para reírse más. ¿Y si como contribuyente cautivo me dan el derecho a siquiera sugerir a los candidatos que tipo de publicistas contratar? Al fin y al cabo están haciendo estas cosas con nuestro dinero…

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *