Fernando Dworak

Análisis Político

Los spot políticos de la semana (2a entrega)

Posted on Feb 27, 2015 in articulos

Los spot políticos de la semana (2a entrega)

Dos del Partido de la Revolución Democrática

Seamos realistas, no vamos a tener una izquierda electoralmente competitiva en las elecciones de 2015, aunque podría haberla en 2018. La pregunta en este caso sería: ¿cuál izquierda? ¿El PRD o Morena?

 

 

Habrá en estos años factores que ayudarán a una u otra facción. Algunos no se podrán controlar como el precio del barril de petróleo. Otros dependerán de cuán sensibles se muestren los políticos en temas como la corrupción y su capacidad para aprobar reformas eficaces. Pero también serán relevantes las estrategias de comunicación política en esta campaña, de tal forma que se conquiste la imaginación del electorado.

Aquí el PRD no la tiene fácil, pues Andrés Manuel López Obrador y Morena tienen una imagen y discurso más que pulidos. Nos guste o no, todos conocemos la historia de victimización y pureza del tabasqueño y cuán eficaz es entre sus bases. ¿Podrán los amarillos generar una narración alternativa, o terminará cayendo en los lugares comunes de siempre?

Por más que se le busque, sólo hay dos tipos de spot: los que hablan maravillas del candidato o partido propios o los que atacan a la competencia. Ambos son necesarios. Sin embargo la propaganda de contraste debe ser breve y concisa: si una campaña abusa de estos mensajes el elector pierde interés. Pregúntenle al PAN cómo le fue en las campañas intermedias de 2003 y 2009 al seguir esa estrategia.

Peor es iniciar una campaña con mensajes negativos. Imaginemos un grupo de amigos que se reúnen para una juerga de 24 horas, comenzando con el desayuno, y uno de ellos lleva una botella de tequila para mostrar que es rudo y aguantador. Uno de sus amigos le dice que si desea tomar algo tan temprano que pida una mimosa, pero sólo recibe un comentario misógino como respuesta. A la hora de la comida el bebedor comienza a desvariar y su condición empeora tanto cuando salen por fin al antro que sus amigos lo dejan dormido junto al inodoro. Si uno empieza con ataques, se termina desfondando al poco tiempo.

Dejemos aquí a un lado la controversia que despertó la primera versión de este spot sobre las calumnias a Telmex y Televisa. Tenemos una normatividad tan sobrerregulada que no permite que ese tipo de problemas se desahoguen donde se debería: en tribunales, no en el INE.

La pifia del contraste hizo necesario recurrir a los programas sociales. Es bonito pensar que el Estado provee apoyos, aun cuando provengan de los bolsillos del contribuyente cautivo. Sin embargo, ¿puede esto inspirar a un elector? ¿De verdad es un logro presumir que una buena parte de la población depende de ayudas? ¿Qué visión de futuro o proyecto de nación deja ver esto? El PRI y el PAN hablan de trabajo, ingenio, creatividad y reformas para mejorar condiciones de vida sin que impliquen dádivas; al menos en el discurso.

Y lo peor: la quintaesencia del político pródigo es López Obrador tras su gestión como jefe de gobierno del Distrito Federal. ¿De verdad piensan quitarle votos metiéndose a su discurso?

De vuelta a la mesa de dibujo. Posiblemente encontrarán algo interesante antes de que sea demasiado tarde. Lo único que pierden es dinero que proviene de nuestros impuestos.

Partido Humanista

En el debate político abundan palabras que han perdido significado por uso excesivo e indiscriminado, como decir que uno es “neoliberal” para descalificarlo. No se explica mucho, pero despierta una reacción emotiva cuando se necesita.

Ejemplo de ello es la palabra “humanista”. ¿Qué es dar un trato “humano”? Lo contrario de ser “inhumano”, lo cual tampoco dice gran cosa. ¿Y humanista? Se podría pensar en el humanismo del renacimiento hace unos siglos, pero poco a poco un ala política se ha apropiado de la palabra, tal y como la otra usa “popular” para identificarse.

El spot no aclara mucho: habla de respeto, se contrasta a este partido con los tradicionales, busca algo de empatía, pero poco más. Lo más rescatable son las tomas, como si las personas se estuvieran grabando a sí mismas. Puede no haber mucha producción, pero va con la imagen y discurso que buscan transmitir.

Partido Nueva Alianza

Por más sofisticados que seamos, siempre necesitaremos símbolos para identificarnos como banderas, himnos, idiomas, mitos de nacionalidad o colores partidistas. Incluso hay quienes creen en signos del zodiaco asociados a colores, piedras preciosas, estrellas, virtudes y defectos. Todas estas asociaciones condicionan las creencias y conductas de los individuos.

Si no lo creen, disocien a los partidos de sus colores. Es más, hace poco menos de veinte años hubo una discusión en el Congreso por permitir o no que el PRI siga usando los colores de la bandera o permitir que otros también lo hagan. Y ya en serio, ¿de qué otra forma los partidos van a promover sus plataformas evitando que el ciudadano ejerza su derecho al zapping a los diez segundos?

Reconozcámoslo: Nueva Alianza está posicionando sus colores y postulados mejor que en su momento intentara hacerlo Convergencia, hoy Movimiento Ciudadano, con sus spot guapachosos de “naranja, naranja”. Para efectos de esta campaña los turquesa conjugan un color, un perfil determinado como maestros o mujeres y un conjunto de valores no demasiado identificados con una ideología.

Partido Encuentro Social

Este spot se centra en la campaña de Nuevo León, por lo que puede sonar algo coloquial. Para hacerlo breve, en esos días las precandidatas a la gubernatura habían dejado un cargo público para competir por la gubernatura, pero los planes de una de ellas no prosperaron porque perdió en la elección interna de su partido. De ahí el enmascarado que aparece al final. Una viñeta más o menos simpática, cierto, pero no queda claro qué utilidad le genera a los de Encuentro Social, pero bueno…

Sin embargo hay un tema que vale la pena tocar: tanto los partidos pequeños como la mayoría de los candidatos independientes buscarán posicionarse en temas que molestan a los ciudadanos. Por ejemplo los llamados “chapulines”.

¿Está mal que los políticos pasen de un cargo a otro sin terminar su mandato? Sí, pero es lo que hay. Cualquiera de nosotros haríamos lo mismo si nos ofrecieran un puesto que expirara en un plazo fijo previamente, al que no pudiéramos aspirar a permanecer por mejor que hagamos las cosas y sabiendo que entre más se acerque el tiempo de terminación se reducen nuestras posibilidades por encontrar otro buen trabajo. El problema deriva de otras normas como la no reelección y el absurdo de que una persona tenga que separarse de su cargo para competir por otro. Sin embargo, ¿cómo explicar esto en un spot? ¿Considerarían valioso los partidos molestarse por tratar este tema?

Es posible que los partidos nuevos y la mayoría de los candidatos independientes busquen temas populares como éste con sus respectivas soluciones mágicas. Sin embargo corren el riesgo de caer en la miasma de mensajes simplistas y ocurrencias que abunda en el ciberespacio, perdiendo la oportunidad de posicionarse como alternativas serias y viables.

2 Comments

  1. Me gustaron las dos partes de su artículo. Lo único que creo que es rebatible es su posición sobre los candidatos que han dejado sus cargos para aspirar a otro cargo por elección. Independientemente de la legitimidad de postularse por un cargo mejor o por otro que convenga a sus intereses, creo que el postularse a otro cargo, en cualquier parte del mundo occidental, democrático y capitalista existe la meritocracia y por tanto se obtendrá el cargo si se demuestra competencia (aunque también intervienen las relaciones e influencias). No se tata de moralidad sino de competencia, alguien que es incompetente, por ese mismo hecho debería ser descartado. No importa si se postulan nuevamente, pero que el que se postule (por reelección una vez que la haya), que sea por mérito y no por defecto del sistema. Saludos.

    • Muchas gracias por sus comentarios. En esencia coincidimos. Le invito a ver en esta página otros textos que he escrito sobre el tema del chapulinismo, donde desarrollo más mis puntos de vista. Los puede buscar con las tags.

      Cordialmente,

      Fernando Dworak

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *