Fernando Dworak

Análisis Político

Los spot políticos de la semana (14a entrega)

Posted on May 29, 2015 in articulos

Los spot políticos de la semana (14a entrega)

Partido Acción Nacional

Por más odiadas que sean por quienes creen que sólo debería haber propuestas, las campañas de contraste han sido parte de lo poco rescatable que se ha producido en materia de spot en los últimos meses. Gracias a éstas podemos comparar ideas y enterarnos de lo que los partidos no desearían decirnos de sí mismos. Es más, se ha argumentado aquí que hace más daño prohibir los mensajes de contraste dado que haría que todo el proceso pierda interés. ¿A poco no?

Hablando sobre campañas de contraste, y aunque los ataques y defensas estuvieron más tranquilas que en Nuevo León o Sonora, a nivel local el PRI y el PAN jugaron su propio duelo discursivo. Los azules iniciaron con ataques a los tricolores y aquellos contestaron aunque de manera tan torpe que terminaron validando las propuestas panistas.

Hace dos semanas revisamos la nueva tanda de ataques priístas y quedamos a la espera del contraataque albiazul. ¿Qué prepararon en esta ocasión?

Con imágenes que remiten a un comic, el PAN responde al spot priísta. ¿Una reacción torpe? El menos fue mejor a la que hicieron los tricolores imitando entrevistas callejeras y suscribiendo la propuesta que presentaban los azules: sistema anticorrupción. Es posible que algunas de las respuestas sean exageradas o hasta falaces, pero a final de cuentas todos hacen lo mismo en campaña. Lo mejor que se puede ofrecer es información contrastante para que el ciudadano, si así lo desea, forme su criterio.

Movimiento Ciudadano

Aunque el círculo rojo se escandalice, los spot deben penetrar a una población a la que mayoritariamente no le interesa lo público. Para lograr su objetivo deben usar un lenguaje coloquial o hasta populachero, inventar o plagiarse canciones, usar artistas o remitirse a espectáculos como la lucha libre entre otros recursos. Esto no es algo malo: si eso ayuda a que la ciudadanía entienda mejor un mensaje, tanto mejor.

Sin embargo una cosa es aceptar este hecho y otra muy distinta es creer que estos recursos son un fin en sí mismo. Es ahí donde caemos en el terreno de la ocurrencia o la vulgaridad sin objetivo. Como este spot, por ejemplo, donde se presenta un político “rollero” sin que sepamos en qué consiste una propuesta “naranja”. ¿No es hora en serio de mandar a la “burger” a alguien?

Partido Nueva Alianza

Este spot muestra lo mal que está nuestro modelo de comunicación política. Se ataca a todos los partidos, pero no se pueden mostrar sus logotipos porque puede indignarse alguno y reclamar que se le está “difamando”. Esta simulación no impide, digamos, que se identifique al PRI con un dinosaurio y al PVEM con un tucán, aun cuando por ejemplo podrían tener una alianza con este partido en el supuesto de que conserven el registro y tengan aunque sea un asiento en la Cámara de Diputados.

Si no se puede tener un contraste sólido de propuestas porque el Panal parece tampoco tenerlas más allá de la identificación con un color y algunos valores generales, el mensaje se vuelve pueril y banal.

Turquesa: la alineación del pejelagarto y el tucán en la tercera casa pone en riesgo tu registro. Es tiempo de redefinir tu vocación.

Partido Acción Nacional, Nuevo León

Como se ha dicho en este espacio, los cierres de campaña se caracterizan por los llamados al voto útil. Este es una medida de pragmatismo político del que no debemos asustarnos y todos los que declinan o aceptan las declinaciones lo hacen por consideraciones tácticas.

Por ejemplo, ¿se acuerdan de los partidos Humanista y Encuentro Social? Sí, los de nuevo registro. Claro, el primero grababa su publicidad en celular y el otro hacía los spot chistositos de Héctor Suárez. Pues sus candidatos están declinando a favor de diversos partidos en sus respectivas localidades. ¿Sirve de algo? Bueno, si los niños necesitan amigos imaginarios, nunca faltarán candidatos que necesiten partidos imaginarios.

También el tema de las declinaciones es usado como herramienta de ataque contra otros candidatos. En esos casos dependerá de la habilidad de cada uno mostrar una imagen de liderazgo que les ayude a remontar el marcador y dar un buen cierre de cara a las urnas.

Lamentablemente ese no parece ser el caso de Felipe de Jesús Cantú. El spot lo muestra cansado, desfondado y casi implorando por el voto. ¿Se siente orgulloso de su trabajo? Eso no importa: la ciudadanía requiere obras y legados para juzgar, no sentimientos bonitos. El liderazgo se muestra, no se regatea.

Los asesores del candidato deberían de recordar que hay una vida después de las campañas, por lo que sería conveniente que le guardaran algo de dignidad para ese momento…

Movimiento Ciudadano, Jalisco

La semana pasada cerramos con el peor spot de la historia. En desagravio se incluye aquí la mejor canción de la campaña, cortesía de Enrique Alfaro y la escena rockera tapatía.

Gústele a quien le guste, la política siempre se ha apoyado en el arte, y particularmente en la cultura popular. Tanto artistas como políticos han atravesado los umbrales de la expresión y lo público para reforzar discursos o expresar visiones. No en vano Jim Morrison decía que los músicos de rock eran políticos eróticos.

¿Más ejemplos? En su etapa activista John Lennon apoyó a Abby Hoffman y compuso las canciones más politizadas y olvidables de su carrera. Los Rolling Stones compusieron Street Fighting Man en los sesenta porque consideraron que era sensacional que la gente marchara con una canción suya. David Bowie llegó a decir que Adolfo Hitler fue la primera superestrella, al haber montado en escena a todo un país. Muchos grupos tienen de alguna forma más o menos abierta mensajes políticos, como el socialismo en el Pink Floyd de Roger Waters, utopismo en letras de Yes o un mensaje libertario con Rush.

Incluso una y otra vez los políticos buscan a los músicos para sus mensajes. En la campaña de 1992 en Estados Unidos Al Gore declaró en Athens, Georgia, tierra de la banda REM, que George Bush estaba “fuera de tiempo” porque Bill Clinton era “automático para la gente”, haciendo alusión a los discos más recientes de esa banda. El propio Clinton se aventaba el “palomazo” con su saxofón a la primera ocasión.

¿Les gusta la canción? Brinquen un poco y toquen algo de guitarra aérea: de eso se trata. ¿No creen en el candidato? Aprecien la tonada y toman la rola como lo que es: entretenimiento. La política es, entre muchas otras cosas, un espectáculo.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *