Fernando Dworak

Análisis Político

Los spot políticos de la semana (11a entrega)

Posted on May 8, 2015 in articulos

Los spot políticos de la semana (11a entrega)

Partido Revolucionario Institucional

A lo largo de los últimos meses la propaganda del PRI ha sido errática. Pasaron del triunfalismo en agosto de 2014 a una crisis de comunicación tras los lamentables acontecimientos en Iguala. Desde ese punto han luchado por tener un mensaje claro y atractivo para el ciudadano.

Ya en proceso electoral, su campaña se basó en un inicio en anunciar los logros de las reformas que se aprobaron durante la LXII Legislatura (2012-2015), aun cuando algunas o están por arrojar beneficios como la energética o su implementación se encuentra en riesgo en algunos estados, como la educativa. Hacia marzo se optó, a raíz de un nuevo aniversario de la fundación del partido, en mostrar los logros alcanzados hace más de medio siglo. Y la respuesta ante la campaña negativa del PAN fue errática y reactiva. ¿Qué proponen de cara al primer domingo de junio?

En esta nueva serie de spot se optó por mostrar jóvenes en situaciones coloquiales, donde uno parece pensar en votar por el PAN y otro le contraargumenta ya sea con logros del PRI o fallas de los azules. Aquí se incluye uno de dos oficinistas, donde cuestionan las tres propuestas panistas y se cuestiona por qué no hicieron gran cosa en doce años de gobierno.

La caracterización de los actores, la situación y el lenguaje son muy buenos. La conclusión suena tan contundente que sería imposible rebatirla en mensajes de treinta segundos. Sin embargo en una lucha no se puede dejar un flanco abierto cuando se ataca, salvo que uno quiera pelear corriendo alrededor del ring a la Mayweather. Hablamos aquí de la prueba del fuego: ¿de qué manera han mostrado los tricolores que saben hacer las cosas a lo largo de los tres últimos años?

La política es un deporte de contacto donde se lucha por seducir y convencer en la misma medida al elector. Quien gane tiene mi voto.

Querétaro

Las elecciones para este estado son de las más competidas en este año. Tanto el candidato del PAN, Pancho Domínguez como del PRI, Roberto Loyola, se encuentran en empate técnico. ¿La competencia ayuda a la calidad de las campañas o los contendientes se encentran atrapados en los lugares comunes? Veamos:

Respuesta del PAN: música, maestro. Al son de “Somos Más”, lema de campaña de este partido en el Distrito Federal y con frases en el fondo que apelan a valores tradicionales, vemos a personas de distintos perfiles bailando. Aparentemente el spot no pretende convencer más allá de aquellos votantes que comparten los principios del partido y parece que los estrategas están convencidos de que eso basta y sobra.

Si la lucha es entre “buenos” y “malos” y se nos ha enseñado que algún día los primeros triunfarán, la propaganda parece no enfocarse a ganar 2105. En fin, como dicen ellos, su brega es eterna. O algo así.

¿Y el PRI?

¿A poco no les dan ganas de ponerse de pie y gritar? El sentimiento de comunidad y destino compartido es tan primario como eficaz al momento de buscar el voto. Las tomas son cuidadas al máximo y uno hasta recuerda aquellos spot triunfales de la campaña priísta de 2012 y la comunicación política del gobierno federal hasta septiembre del año pasado.

El problema es que no hay mucha propuesta para contrastar en estos mensajes de treinta segundos, aunque los canales de YouTube del candidato tienen información fácil de entender sobre las propuestas. Por lo pronto los tricolores de Querétaro se empeñan más por inspirar.

Laura Ballesteros

Dado que los partidos son financiados fundamentalmente con recursos públicos, uno puede pensar que en todas las campañas abunda el dinero. Eso no es necesariamente cierto. El apoyo se reparte según la proporción de votación de cada instituto político a nivel federal o local, según el caso. Y aún así los montos para cada candidato son a discreción del comité directivo.

¿Qué sucede con el candidato de un partido que es la tercera fuerza política en una entidad? Se espera que sea creativo y hábil para ganar apoyo, pues no hay muchos recursos para producir propaganda que tenga mucha producción. Este es el caso de Laura Ballesteros, candidata a jefa delegacional de Miguel Hidalgo por el PVEM y PRI.

En el spot juega con el hecho de que los políticos buscan inventar el agua tibia cada tres años, para de ahí atacar las políticas de bacheo de los gobiernos delegacionales anteriores. ¿Cómo? Iniciando una campaña de reforestación en los agujeros de las calles. Y de ahí se posiciona un proyecto de denuncia ciudadana conocido como “¿Dónde está tu lana?”

Lúdico y conciso. Entre tanta producción, leyes de marketing y estudios sobre neurología parece que el gremio ha olvidado un elemento básico: el ingenio de llegar al votante a través de sus problemas cotidianos y un mensaje irreverente.

Lalo de la Torre

Uno de los temas que más expectativas se generan en este proceso son los candidatos independientes, especialmente frente al descrédito que atraviesan los partidos. Sin embargo la capacidad para competir sin un partido no los hace necesariamente competitivos, aun cuando logren juntar las firmas que manda la ley. Aun en una situación de obvia desventaja en cuanto a recursos, la capacidad de comunicar es crucial.

¿Cuántos tendrán la capacidad de convencer sin recurrir a la miasma de la falsa dicotomía ciudadanos-políticos? A partir de esta semana se dará al menos un espacio a candidatos independientes. Empezamos con Lalo de la Torre, quien compite para diputado federal por Xalapa, Veracruz.

La ausencia de mecanismos de rendición de cuentas nos ha llevado a votar prospectivamente en lugar de retrospectivamente, como en cualquier otra democracia. Es decir, en casi todo el mundo un ciudadano juzga si va a mantener o no en su lugar a un candidato con base en desempeño. Al contrario, aquí emitimos el sufragio con base en expectativas. Si bien la reelección inmediata de legisladores y autoridades municipales es una realidad, tomará algo de tiempo la curva cívica de aprendizaje.

Se esperaría de un candidato independiente una mejor capacidad de comunicación frente a los partidos, quienes se encuentran atrapados en sus discursos e inercias. Sin embargo el spot ofrece imágenes que parecen evocar los colores de partidos, un sonido de fondo que genera ansiedad y una voz en off que tampoco ayuda. Y en lugar de inspirar, cae en el atavismo de que algún día elegiremos a “los buenos”.

Hay mucho descontento sobre spot que son demasiado coloquiales y hasta vulgares. Pero tampoco abonan a una democracia las obras conceptualmente elaboradas.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *