Fernando Dworak

Análisis Político

Los spot políticos de la semana (10a entrega)

Posted on May 1, 2015 in articulos

Los spot políticos de la semana (10a entrega)

Partido Acción Nacional

Desde la habilidad de Vicente Fox para comunicar en 2000 y los mensajes negativos contra López Obrador en 2006 hasta las pifias en las intermedias de 2003 y 2009 o el desastre con Josefina Vázquez Mota en 2012, la propaganda del PAN ha sido ejemplo tanto de lo que hay que hacer y lo que hay que evitar durante las campañas. La forma en que está manejando su estrategia de spot en 2015 podría llegar a ser ejemplo de lo primero.

 

Como se ha visto en este espacio, el PAN inició con un spot emotivo y algo contestatario con un fraseo que relacionó esas emociones con los postulados del partido. Al arranque de la campaña dedicaron tres mensajes de ataque contra el gobierno basados en la corrupción, el gasto y los impuestos; acompañando cada acusación con una propuesta. Tan bien lo hicieron que los aludidos pidieron al INE que retirasen la propaganda, decisión que fue rechazada por el TEPJF.

¿Le restaron los mensajes negativos apoyo al PAN? Demasiado temprano para saberlo. En todo caso debe corresponder a la ciudadanía premiar o castigar un mal uso de este recurso en las urnas, no debería ser competencia de las autoridades electorales ejercer censura alguna.

El nuevo spot reconoce la identificación del ciudadano con su campaña negativa, pero también con sus mensajes de arranque. El manejo del lenguaje es coloquial y basado en expresiones que aluden juego, el uso de la música es también eficaz. No sólo eso, recuerdan las tres propuestas que usaron en los mensajes de contraste: más salario, menos impuestos y mejor ingreso familiar.

Como pasa con cada plataforma partidista, el PAN no es claro en los “cómo” y ciertamente hay algo falaz y francamente demagógico. Será responsabilidad de los otros institutos abrir el debate – si tienen la capacidad de hacerlo.

Partido Acción Nacional, Colima

Aunque 17 estados tendrán elecciones concurrentes este año, es difícil encontrar spot que valgan la pena. Incluso en algunas entidades pareciera que no saben qué significa eso. En las otras se encuentran los lugares comunes de siempre: promesas populistas, bebés besados y todos son personas de familia cuando no “ciudadanos” que se metieron a la vida pública por inspiración divina. Y ni se diga del afán que está mostrando la mayoría por mostrar sus vetas artísticas. Luego se quejan del abstencionismo, el voto nulo o el avance de la demagogia.

Sin embargo, buscando sale algo que vale la pena comentar. En este caso se trata del candidato del PAN a la gubernatura de Colima y senador con licencia Jorge Luis Preciado. Vemos un spot lúdico, que inicia mofándose de un War Room presuntamente priísta, para pasar a tomas en canchas deportivas. Preciado aparece en una camiseta blanca que hasta parece de ropa interior y despeinado. Hay una persona hablando en un recuadro en lenguaje de señas como si se tratase de comunicado del PRD y cierra con el multicitado “¿A poco no?”.

Informal, divertido y directo. Hasta le perdonamos sus canciones.

Partido de la Revolución Democrática, Jalisco

Sea o no político, un spot suele durar 30 segundos porque ese es el tiempo máximo que un individuo le podría prestar atención. Si está bien logrado, se siembra la inquietud por saber más del producto o el candidato. Por eso se ha creado una verdadera disciplina para saber producir la propaganda.

En este caso uno piensa que faltó tiempo al spot para saber más de la candidata. Por ejemplo, ¿el despertar ciudadano requiere de un regaderazo de agua fría, una ducha tibia o basta y sobra un baño vaquero? O que hable más sobre rendición de cuentas y transparente… eh… ah…

Ya en serio: si la candidata o alguien que la conozca lee esto, quisiera pedirle de favor que anote el teléfono 5345-3000, extensión 5390. No es mi número, sino el de la senadora Alejandra Barrales. Valdría la pena que la legisladora le comentase a la candidata sobre qué tan buena idea fue posar en lencería para una revista para caballeros hace unos años.

Todos los políticos desarrollan un personaje, el cual les ayuda a generar empatía con e identificación con los ciudadanos. Sin embargo las carreras suelen fracasar cuando el personaje se identifica más que a las propuestas o los resultados. Ahí están los ejemplos de Francisco Solís Peón, quien pasará a la posteridad como “Pancho Cachondo” o Rafael Acosta Ángeles, conocido en los bajos y altos fondos como “Juanito”. La candidata va firme en ese camino.

Sería lamentable que tantos años de lucha para que las mujeres tengan un trato igual a los hombres terminen en anécdotas como ésta.

San Luis Potosí

A pesar de que según encuestas la mayoría de las elecciones para gobernador son competidas, las únicas que de verdad generan interés son las de Sonora y Nuevo León. La primera porque Pavlovich y Gándara se están dando hasta con la cubeta, como se esperaría en una campaña en cualquier otra parte del mundo. Y la segunda por el fenómeno “Bronco” quien, por cierto, sí tiene que competir por tener fondos para su estrategia de comunicación al contrario de los partidos, que tienen financiamiento público.

Para muestra, veamos los spot de los dos candidatos punteros para la gubernatura de San Luis Potosí, uno de los estados donde se ha presentado consistentemente el mayor porcentaje de voto nulo:

Plano como una cancha de futbol de primer mundo. Lamentablemente lo único que se recuerda de la campaña a la gubernatura de 2009 es que el actual gobernador Fernando Toranzo aprovechó su parecido con Ned Flanders para posicionarse. Y muy probablemente lo único que se recordará de la de 2015 es el parecido de Juan Manuel Carreras López con el señor Burns.

En cada campaña hay muchos debates inútiles que son trampas para enganchar a impresionables. Una de ellas es si tal o cual candidato usó o no Photoshop en sus fotografías. ¿Afecta eso la calidad de las propuestas o la personalidad de quien va a competir? Claro que no, pero mantienen vivo el interés. Y si hay quienes compran eso para conocer más sobre política, adelante.

Lo que es inexplicable es que un candidato no tenga buenos asesores. ¿Quién le dijo a Sonia Mendoza que dar un discurso que obviamente está leyendo, donde no transmite emoción alguna en su voz o expresión corporal y sin ver a la cámara es una buena idea? Se trata de inspirar, no de mostrar grandilocuencia, por Dios…

Apenas llegamos a mitad de la campaña y parece que a los partidos se les han agotado las ideas. ¿Remontarán? ¿Tendrán que montar un reality show para más o menos interesar a los electores? ¿Ofrecerán buenos cierres o sólo refritearán sus lugares comunes?

Nos vemos la próxima semana para descubrirlo.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *