Fernando Dworak

Análisis Político

Canciones para esperar el apocalipsis

Posted on Jun 5, 2020 in articulos

Canciones para esperar el apocalipsis

La música es tan maravillosa que se pueden encontrar melodías para cualquier situación – incluso para esperar el fin del mundo. De esa forma, hay canciones que pueden hablar de la ansiedad durante la guerra fría, escenarios catastróficos, profecías bíblicas o simplemente nihilismo descarnado.

Esta selección incluye catorce canciones que expresan ese miedo primordial al final. Se dejan a un lado dos cosas: primero, aquellas que buscan “concientizar” a quienes las escuchan para luchar por un mundo mejor. Segundo: el enorme lugar común de REM.

Dicho esto, siéntanse cómodos mirando al horizonte, con su bebida favorita:

Aphrodite’s Child, Four Horsemen

A finales de los sesenta, el hoy aclamado Vangelis era conocido como Evangelistos Papathanassiou, y tocaba en una banda con Demis Roussos llamada Aphrodite’s Child. Sus dos primeros álbumes eran de un pop melódico no demasiado memorables, con influencia griega y una pizca aquí o allá de psicodelia. Podría recomendar Let Me Love, Let Me Live o Shepherd of the Moon como mis preferidos, aunque quizás serán más recordados por Rain and Tears, Marie Jolie o Spring, Summer, Winter and Fall.

En 1972 comenzaron a grabar 666, que hablaba del Apocalipsis de Juan el apóstol. La banda se desintegró en algún momento de las sesiones, y Vangelis concluyó el proyecto. Al álbum es complejo, con momentos muy experimentales, acompañados de melodías complejas y fascinantes. Y desafortunadamente hay pocas canciones tan trasgresoras como la interpretada por Irene Papas de este lado de Diamanda Galas. O quizás lo es por fortuna. Va una muestra:

David Bowie, Five Years

Sería posible hacer una compilación de David Bowie titulada The Apocalypse Songbook. Desde la distopía de Saviour Machine, pasando por el mundo post humano de Oh! You Pretty Things, las visiones post apocalípticas de Drive In Saturday o Diamond Dogs hasta el ochentero When the Wind Blows, para dar algunos ejemplos.

En 1972 ya había descubierto lo que sería su fórmula ganadora con el álbum The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars: abrazar el momento, mezclando estilos, influencias y referencias, mientras se proyecta como vanguardia. La primera canción habla de una terrible noticia: a la humanidad le quedan cinco años de vida. Mientras camina por la calle, observa cómo la gente reacciona, desde el cinismo hasta la desesperación. A partir de ahí desdobla la tragedia mientras entre a una fuente de sodas donde su pareja al parecer no sabía que estaba en esa canción:

Kraftwerk, Radioactivity

En 1975 la banda lidereada por Ralf Hütter y Florian Scheider lanzó Radio-Activity, después de uno de los discos más influyentes para la música electrónica: Autobahn. Dejen todo para escuchar esta canción y sentirán cómo la radiación circula por sus venas. Años después convirtieron esta pieza en una melodía de protesta, pero la versión original es insuperable:

Peter Gabriel, Here Comes the Flood

Hace muchos años, Genesis era una banda de cinco personas donde Peter Gabriel era el cantante y Phil Collins solamente un gran baterista. De esa época habría una canción adecuada para el playlist, titulada Watcher of the Skies, donde una raza extraterrestre visita la Tierra para descubrir las ruinas de la humanidad, pero la etapa progresiva de esa banda sería hoy desacreditada como un grupo de niños bien ostentando su privilegio.

La canción viene del primer disco solista de Gabriel, donde habla de la eminencia de un cataclismo:

Pink Floyd, Two Suns in the Sunset

El último disco de Roger Waters con Pink Floyd hablaba de la muerte del sueño de la posguerra. La canción del cierre habla del fin del mundo: Two Suns in the Sunset. A lo largo de su carrera solista lo acompañaría la psicosis de la guerra fría o el final de la civilización. Por ejemplo, en Radio KAOS habla sobre un autista que detiene una guerra nuclear. También compuso el soundtrack de la película animada When the Wind Blows, donde una pareja mayor de edad sobrevive la guerra nuclear, para morir durante la secuela. En su siguiente álbum, Amused to Death, narra cómo la humanidad acaba por exceso de entretenimiento. Después de eso, la decadencia en el buenismo militante.

Rush, Red Sector A

Cierto, no es necesariamente una situación apocalíptica, pero si tomamos en cuenta que los padres del guitarrista Alex Lifeson y el bajista Geddy Lee estuvieron en campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial, se entiende que esta canción sobre un campo de prisioneros es una situación extrema: el final de un mundo, donde lo único que se puede hacer es tratar de sobrevivir.

Nena, 99 Red Balloons

Las siguientes cinco canciones hablan de la psicosis de los últimos años de la guerra fría, donde se respiraba cotidianamente el miedo a la guerra nuclear. Tan era así, que era una imagen perenne en la cultura popular.

La primera, una historia sobre cómo 99 globos rojos desencadenaron una guerra nuclear, con el grupo alemán Nena. ¿Virus en el software? Durante esos años se sabía que una parvada podía iniciar una alarma, mientras vivíamos nuestras rutinas:

Tears for Fears, Mother’s Talk

Pocas canciones pueden expresar mejor la paranoia nuclear de los 80 como ésta, tomada de uno de los grandes álbumes de esos años: Songs from the Big Chair. Salvo un verso, se habla lateralmente del peligro mientras se espera al fin de semana para liberar tensiones. Como recordará la generación x, algunos estábamos horrorizados y otros preferían nunca hablar de ello…

Timbuk 3, The Future’s so Bright

Ante la paranoia, algo de ironía: para esta banda poco conocida, después del holocausto nuclear todo se ponía más gris. El futuro se ve tan brillante que tenían que ponerse gafas oscuras.

Queen, Hammer to Fall

Aunque pienso en la canción de Flash Gordon cuando escucho sobre una nueva catástrofe natural, Hammer to Fall representa el momento donde se convierte el cataclismo en un himno. Y qué mejor manera de ilustrar lo anterior con este video, tomado en el momento de mayor gloria para la banda: el concierto de Live Aid.

Tina Turner, We don’t Need Another Hero (Thunderdome)

Pocas franquicias cinematográficas hablan de manera tan emocionante y brutal de un mundo post apocalíptico que las películas de Mad Max. Sin embargo, en 1985 parecía haber sido víctima de su propio éxito con la tercera película. No sólo tenía a Tina Turner en el reparto, sino también el soundtrack fue un éxito.

Ya cuando 2Pac y Dr. Dre parodiaron a la película en el video de California Love, todo mundo sabía que el tren debía detenerse. Pasarían 30 años antes de una nueva película de Mad Max, Fury Road, y esta vez sin éxitos para las listas de popularidad. A manera de corolario, la amenaza nuclear sigue vigente, pero no hay necesidad de mover la paranoia desde el poder suave.

Leonard Cohen, The Future

Después de la caída de la Cortina de Hierro vinieron años de triunfalismo para el capitalismo, donde todo mundo se hacía el irónico y horas eternas de música olvidable catalogada como “alternativa”. Fueron años horrendos.

En 1993 el poeta de las dos grandes intimidades lanzó un álbum titulado The Future que, aunque ciertamente no era su mejor obra, lo ayudó a alcanzar el reconocimiento que tanto merecía. En la canción del título vierte su poética, cargada de simbolismos religiosos, paganos y eróticos, en el nihilismo absoluto. Intenté buscar el video oficial sin la censura cuando habla del crack y el sexo anal, pero no se puede todo en esta vida: para eso, compren el disco.

Duran Duran, Last Day on Earth

Una de las bandas sobrevivientes de los 80, Duran Duran, en una época de su carrera que debería ser revalorada: los años como trío formado por Simon Le Bon, Nick Rhodes y Warren Cuccurullo. Hablamos de los álbumes Medazzaland y Pop Trash. De este último, una rola sobre los últimos momentos de la humanidad.

Deep Purple, Man Alive

Cerramos el playlist con una rola de un disco que saldrá en agosto: Whoosh!, de Deep Purple. Por lo que se ha visto de los sencillos que se han lanzado, un astronauta visita un mundo post apocalíptico para encontrar, después ya pesar de todo, vida humana:

2 Comments

  1. Enciclopédico viaje a través de las llamas del deseo de un fin que libere

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *